¿Por qué no evitamos el cáncer de nuestros hijos?

¿Qué harías si supieras que tu hijo va a desarrollar cáncer …y tú podrías haberlo evitado?

Quizás no suceda en la próxima década, pero sí podría pasar en su edad adulta, cuando la acumulación de malos hábitos de vida deterioren su salud.

¿Habrías cambiado algo de su educación en la infancia, como salir juntos a hacer deporte o comer menos alimentos procesados?

¿Habrías dejado de fumar y beber alcohol en presencia de menores?

¿Serviría de algo reclamar medidas preventivas a las instituciones y los centros educativos para que no se ignoren los factores de riesgo?¿Por qué no evitamos el cáncer de nuestros hijos?

España no es uno de los países con más incidencia de cáncer del mundo, tiene un término medio con relación a los países de nuestro entorno, pero está claro que tenemos mucho que mejorar sobre todo en prevención.

Muchos cánceres letales que se producen en nuestro país se podrían prevenir. No solo evitando el alcohol y el tabaco, sino tratando de controlar el sobrepeso y la obesidad con mejoras en la alimentación y aumento del ejercicio físico.

Un 35% de los tumores que se diagnostican en España son evitables cambiando los hábitos de vida.

Estas son algunas recomendaciones que pueden aplicarse en casa para mejorar la salud futura de los niños y adolescentes.

Recomendaciones:

Reducir el consumo de alcohol al mínimo y no fumar en absoluto en casa. Los niños toman el ejemplo de sus padres. Si las reuniones sociales se hacen en torno a copas y tabaco, repetirán ese patrón en la adolescencia y normalizarán su consumo.

Cambios en la dieta: más alimentos de origen vegetal, menos de origen animal y reducir a un mínimo las procesadas, como embutidos. Cambiar la merienda de bocadillo de chorizo diario por fruta. Además, se recomienda no cocinar a altas temperaturas y evitar las comidas carbonizadas que forman sustancias químicas mutagénicas, es decir, que cambian el ADN a favor del cáncer.

Ejercicio físico regular, a ser posible en grupo para mantener la socialización y motivación, como medida de control del sobrepeso. La obesidad no solo provoca enfermedades cardiovasculares, sino también cáncer. El ejercicio está recomendado tanto para su prevención como para su tratamiento.

Evitar la exposición al sol en horas puntas sin protección, entre las 12 horas y las 18 horas, tanto en verano como en la nieve en invierno.

María Dios Martínez
Aprendiendo de la vida, emprendedora con …compartiendo
twitter.com/mariadimartinez
linkedin.com/mariadios
maria@urbamesteticareparadora.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *